Aire Puro Ltda.


ir a contenido

COMO QUITAR MANCHAS

Empresa > Datos Utiles

PROCEDIMIENTOS GENERALES PARA QUITAR MANCHAS

En el presente capítulo damos a conocer algunos de los procedimientos generales para hacer desaparecer las manchas, los cuales conviene vulgarizar lo más posible dentro de la esfera familiar, debido a muchas molestias que con ello se evitan y al no poco dinero que ese podría economizar cuando se ponen debidamente en practica.
Por desgracia, no es mucha la gente que conoce las propiedades del agua oxigenada, de la mostaza, de la mantequilla, de las cáscaras de los huevos y de la ceniza de los cigarros para quitar manchas
No perderá el tiempo el ama de casa haciendo una prueba de los procedimientos que aquí indicamos y si se lleva a familiarizar con ellos se evitará la pérdida de mucho tiempo y de dinero.
Hay casas dedicadas a este negocio que realizan pingues ganancias debido a la ignorancia de las dueñas de casa.
Nosotros sólo hemos procurado el vulgarismo estos conocimientos que se exigen hoy día de la esposa y madre de familia. Es de advertir que nuestras enseñanzas no exigen grandes gastos, pudiendo ser muy útiles si se leen con detenimiento y se ponen en práctica.


Agua oxigenada

Las manchas de tinta y las de frutas, cuando son recientes, se quitan con facilidad y sin dañar las telas, con agua oxigenada al tres por ciento, pues si es más concentrada podría dañar el tejido.
Se moja la parte manchada con el agua oxigenada teniendo cuidado de que no haya sido puesta en contacto con agua natural. Se frota la mancha y se humedece de nuevo, si es necesario, hasta que la mancha empiece a desaparecer. Luego se deja secar.
En caso necesario se repite la operación. De esta manera se hace desaparecer la mancha incluso en las blusas batistas y en las cortinas y encajes por finos que éstos sean. Después de sacarse quedarán las cortinas y las telas como nuevas. Se recomienda no emplear este procedimiento en los tejidos de colores.

Manchas de tintas

En el suelo

Las manchas de tinta en el suelo se quitan lavando el lugar manchado con acido muriático o sal fumante, cuidando de que se quede bien seco el piso una vez desaparecida la mancha.
Asimismo se debe poner cuidado en lavar bien el piso con agua corriente una vez quitada la mancha.

En la madera blanca

Las manchas de tinta en la madera blanca se hacen desaparecer frotando con jugo de limón. En el caso de que la mancha no desaparezca aire libre para que se seque. Cuando se empieza a secar la piel, se debe sacudir con frecuencia y golpearla ligeramente.

En el papel

Para quitar las manchas de tinta en el papel se prepara una solución de ácido muriático y luego se frota la mancha con un pincel mojado en dicha solución.

En los muebles pulidos

Esta clase de manchas se hacen desaparecer frotando con ácido muriático.


Mantequilla

Las telas que se han descolorido se ponen en suero de leche durante doce horas y luego se les aclara con agua limpia. En el caso de que a la primera vez no se haya obtenido el resultado apetecido, se repite el procedimiento empleando nuevo suero de leche.


Cenizas de los cigarros

La ceniza de los cigarros y cigarrillos es un excelente medio para la limpieza de los metales, del cristal y de los espejos. Basta frotar dichos objetos con ceniza empapada en alcohol. Después de limpios en la forma dicha se pulen con un trapo de cuero


Cáscaras de los huevos

Las cáscaras de los huevos sirven para el blanqueado de la ropa.
Se rompen las cáscaras en pedacitos, para lo cual se ponen en un saquito de lino, después de secas, y se las reduce a pedazos frotando con las manos.
Luego se ponen a hervir en agua. Se echa la ropa en dicha agua y pronto se notará su eficacia en el blanqueado de la misma debido a que el cal que contienen se decompone al hervir el agua y contribuye a limpiar la ropa sin perjudicar en lo más mínimo los tejidos.
Con este procedimiento, se lava con acido muriático; luego se debe restregar bien la madera con jabón y con arena bien pulverizada.

Manchas de café

Sabida es la dificultad que encuentran las amas de casa en hacer desaparecer las manchas de café en los manteles de la mesa y lo frecuentes que son estas clases de manchas. Se quitan con facilidad con una solución concentrada de agua y de sal en la proporción de 50 gramos de sal por cada litro de agua. En el caso de que se haya secado ya la mancha es bueno humedecerla primero con agua fría.


Manchas de alquitrán

Las manchas de alquitrán se quitan frotando con jugo de limón o con aceite de trementina. Después se vuelven a frotar con franela o con papel secante hasta que haya desaparecido la mancha. Por ultimo se lava con agua en la cual se ha disuelto un poco de hiel de buey o de vaca.
En los vestidos se quitan estas clases de manchas frotando con mantequilla bien fresca y sin sal. Una vez terminado de frotar quedara otra mancha de mantequilla la cual se hace desaparecer frotando con bencina.


Manchas de aceite en los vestidos

Las manchas de aceite en los vestidos se quitan frotando primero la parte manchada con mantequilla. Se dejan durante algunos días y luego se frotan de nuevo con trementina.
En el caso de que no desaparezca la mancha por este procedimiento se moja bien la mancha con cloroformo hasta que se haya disuelto el aceite


Manchas de óxido en las planchas

Para quitar el óxido en las planchas basta con untar bien la plancha con cera blanca. Así se disuelve el óxido quitándose al correr la plancha sobre un pañuelo. En el caso de que no quite la mancha la primera vez, se debe repetir la operación hasta que la plancha quede completamente limpia.


Objetivos de aluminio y de níquel

Después de quitar las manchas con alcohol se frotan con polvos de limpiar metales, que dan un brillo notable sin rasguñar la superficie del metal.


Cuchillos

Los cuchillos se limpian rápidamente mojando polvos de limpiar metales en alcohol. Luego se frotan los cuchillos con la pasta que se forme.


Ventanas y espejos

Para evitar que las ventanas se empañen con el frío basta frotarlas con un paño empapado en alcohol de quemar.
Los vidrios de las ventanas y los espejos se limpian con un trapo humedecido en alcohol, cuidando de secarlos bien después con un trapo seco. De esta manera los objetivos mencionados se limpian con rapidez y quedan como nuevos.


Vasijas de cobre y de latón


Las cacerolas de cocina de cobre y de latón se limpian frotando con jugo de limón. Luego se lavan con agua y se secan con un trapo de lino de algodón. Una cuarta parte de un limón basta para la limpieza de varios objetos. Con este procedimiento quedarán dichos metales como si fueran nuevos.


Hornos

Los hornillos de la cocina se limpian con toda facilidad de la manera siguiente: se frotan con espuma de jabón y un trapo de lana en el cual se ha puesto un poco de azúcar quemado; se vuelve a frotar de nuevo, quedando los hornillos blancos y brillantes sin esfuerzo especial alguno.


Inicio | Empresa | Servicios | Galería | Contacto | Mapa del Sitio


©2008 - Todos los Derechos reservados - By José Pacheco - http://pachware.coolpage.biz - pachware@live.cl | servicios@aire-puro.cl

Regresar a contenido | Regresar al menu principal